Slide ESTAR
ACTUALIZADOS

NOS
INSPIRA

El desarrollo sustentable, desde el punto de vista alimenticio, consiste en una serie de prácticas que permiten satisfacer las necesidades del presente y del futuro, protegiendo el medio ambiente, la equidad social y el crecimiento económico (FAO, 2022). Llevar una dieta sostenible permite:

  • Reducir el impacto ambiental.
  • El acceso a una vida más saludable a todas las generaciones, tanto presentes como futuras.
  • Respetar los ecosistemas naturales y proteger la biodiversidad.
  • Defender una economía más justa e inclusiva.
  • Optimizar el uso de los recursos disponibles.
  • Mantener una dieta más nutritiva y equilibrada.
Desarrollo sustentable: Tips con Jappi®

Reducir, Reutilizar y Reciclar: pasos para el manejo eficiente de desechos 

El manejo adecuado de los desechos en tu hogar pasa por una ruta de tres pasos. Estos son conocidos como las 3R ecológicas y se pueden resumir en lo siguiente:

  • Primer paso: reducir la generación de desechos. Para ello, es fundamental hacer un consumo sostenible, tanto de productos, como de recursos y energía. 
  • Segundo paso: reutilizar o dar un uso alternativo a los productos que consumes antes de descartarlos. Así puedes alargar su vida útil. 
  • Tercer paso: reciclar los materiales que aparentemente ya no tienen uso, para utilizarlos en la generación de nuevos productos.

Pero ¿qué importancia tiene reducir, reutilizar y reciclar en un manejo eficiente de los desechos domésticos?

Importancia de reducir, reutilizar y reciclar los desechos domésticos

Cada latinoamericano genera, en promedio, 1 kg de desechos al día (ONU, 2018). Es decir, si tu familia es de 4 miembros, generarían aproximadamente 1.460 kg de desechos al año. 

Reducir, reutilizar y reciclar estos desechos para su manejo eficiente tiene una gran importancia para la sostenibilidad del planeta. Esta se refleja en los siguientes beneficios medioambientales, económicos y sociales.

Te puede interesar: Ecoturismo en Colombia.

Beneficios medioambientales

  • Reducción del volumen de desechos que pueden ocasionar contaminación de suelos, vegetación y aguas.
  • Disminución del consumo de materias primas y energía, así como del impacto medioambiental que esto representa. Al respecto, se debe mencionar que fabricar una lata de aluminio, a través del reciclaje, requiere 95% menos energía que la requerida para obtenerla a través de la bauxita virgen (EPA, 2022).
  • Incremento de la vida útil de los rellenos sanitarios y sitios de disposición temporal de los desechos. Esto se traduce en menor impacto medioambiental por su construcción y funcionamiento.
  • Reducción de la huella ecológica personal y familiar.

Beneficios económicos

  • Ingresos adicionales para el hogar producto de la venta de artículos y materiales reutilizados y reciclados. 
  • Ahorros familiares originados por la reducción del consumo de productos innecesarios y por el incremento de la vida útil de los adquiridos.

Beneficios sociales

  • Fomento de la integración familiar. Reducir, reutilizar y reciclar los desechos domésticos es una buena oportunidad para que participen todos los miembros de la familia. 
  • Generación de mano de obra. En ese sentido, la Organización Internacional del Trabajo (2020) estima que más de 14.000 empleos podrían generarse en Colombia, para el año 2030, en labores de reciclaje.

Recomendaciones para reducir, reutilizar y reciclar desechos en el hogar.

Con acciones sencillas puedes contribuir a optimizar el manejo de desechos domésticos en las diferentes fases del proceso.

¿Cómo reducir la cantidad de desechos que generas en tu casa?

Esto lo puedes lograr con los siguientes consejos:

  • Compra lo necesario. Cuando vayas al mercado, elabora una lista previa de lo que requieres adquirir. 
  • Evita utilizar plásticos de un solo uso (bolsas plásticas, botellas de agua y refrescos desechables, entre otros). En su lugar emplea envases retornables.
  • En la medida de lo posible, realiza compras locales de productos a granel. De esta forma, reduces la huella de carbono por el transporte y el volumen de desechos asociados al empaque.
  • Guarda los alimentos en envases, en lugar de envolverlos con papel de aluminio o plástico. Así se reducen este tipo de desechos.
Desarrollo sustentable: Tips para reciclar en familia

¿Cómo contribuir al desarrollo sustentable desde casa?

Cada uno de nosotros puede hacer algo para llevar adelante un desarrollo sustentable desde la alimentación. Solo se trata de poner en práctica algunos pequeños hábitos diarios. Estas son las acciones que podemos implementar:

Llevar una dieta basada en alimentos de origen vegetal

En general, la producción de frutas y verduras tiene una baja huella hídrica si se compara con otros productos. Este es un indicador de la cantidad de agua necesaria para producir un alimento determinado (Greenpeace, 2019). Para entender mejor este concepto, a continuación te traemos un ejemplo:

  • Para obtener 1 kilo de filete, se necesitan 15.000 litros de agua.
  • En cambio, 1 kilo de zanahorias demanda solo unos 130 litros de este líquido vital.

Pero ¿cómo ahorrar agua en la producción y el consumo de alimentos? Una forma de hacerlo es priorizando los productos de origen vegetal en nuestra dieta. No solo frutas y verduras, sino también proteína, cereales y bebidas vegetales.

Adquirir productos locales

Tal vez te estés preguntando cómo cuidar el planeta con pequeñas acciones cotidianas. ¿Sabías que puedes hacerlo con tan solo modificar un poco tus hábitos de compra? ¡Así es!

Con frecuencia, llegan a nosotros alimentos importados o que provienen de zonas alejadas de donde vivimos. Esto implica un enorme gasto de logística y contaminación ambiental por el transporte y acarreo (FAO, 2022).

Cuando compramos alimentos producidos en nuestra comunidad, ayudamos a mitigar este proceso. ¡Y no solo eso! También contribuimos con la economía local, favoreciendo a los pequeños productores.

Conoce los impactos ambientales de nuestra alimentación

Priorizar los alimentos de temporada

En cada época del año, deberíamos consumir más de aquellos alimentos que se encuentran en plena cosecha. Esto nos ofrece varias ventajas:

  • Las frutas y verduras nos aportan al máximo su sabor y sus nutrientes.
  • Los alimentos de temporada son más económicos.
  • Colaboramos con el desarrollo sustentable. ¿Cómo? Evitando el desperdicio de la cosecha y la contaminación que provoca el transporte de productos no regionales.

Veamos entonces algunos ejemplos de los productos más convenientes según los meses del año en Colombia:

  1. Enero, febrero y marzo: zanahoria, cebolla, maíz, pepino, mango, mandarina y guayaba.
  2. Abril, mayo y junio: yuca, tomate, aguacate, breva y papaya.
  3. Julio, agosto y septiembre: cebolla, espinaca, arveja, calabacín, papa, banano criollo, coco y fresa.
  4. Octubre, noviembre y diciembre: ajo, brócoli, apio, frijol verde, habichuelas, papaya y tomate de árbol.

Reducir el consumo de productos procesados

Muchos de los productos de nuestra dieta, han pasado por un proceso de industrialización que a veces es necesario para su consumo. Por ejemplo, la harina. A su vez, existen otros que se consideran “ultraprocesados” porque están elaborados con derivados de otros alimentos, y contienen aditivos que intentan imitarlos en sabor, textura o color (OPS, 2019).

En general, los alimentos procesados y ultraprocesados tienen una larga huella ecológica. Esta mide el impacto que tiene sobre la naturaleza la producción de un determinado bien o servicio.

Conoce los beneficios de los Alimentos Orgánicos


Los productos industrializados, por ejemplo, vienen en paquetes desechables que generan basura. Además, durante su producción se descartan partes de los alimentos aptas para la ingesta. Por ejemplo: cáscaras, semillas o pulpa.

Evitar el desperdicio

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), en 2019 se desperdiciaron más de 930 millones de toneladas de comida en el mundo (BBC, 2021). Un dato importante a tener en cuenta: más del 60 % de ese desperdicio proviene de los hogares.

Sin duda, cada uno de nosotros tiene algo de responsabilidad por este fenómeno. La buena noticia es que todos podemos hacer algo para contribuir al desarrollo sustentable y reducir el desperdicio de alimentos. Por ejemplo:

  1. Congelar los alimentos que no vamos a consumir en el corto plazo.
  2. Aprovechar esas partes de frutas y vegetales que solemos tirar.
  3. Planificar nuestras compras para evitar el sobreconsumo.

Cocinar de forma más eficiente

¿Sabías que tu manera de cocinar puede ayudar a la sostenibilidad ambiental? Las cocciones prolongadas en horno a gas, producen un desperdicio de energía y consumen más recursos naturales. Afortunadamente, hay otros tipos de cocción más eficientes energéticamente, económicos y saludables. Por ejemplo: las ollas de vapor eléctricas y las freidoras de aire (La Vanguardia, 2022).

Promover el desarrollo sustentable no es una misión imposible; todo empieza por casa. Así que aplica estas estrategias sencillas para colaborar con ese objetivo y, de paso, disfrutar de una alimentación más equilibrada, conoce más acciones para ayudar al Medio Ambiente en Mundo Jappi®.

BIBLIOGRAFÍA.