nos inspira

Estar actualizados

El mar es fuente de un sinfín de sabores y aromas que encantan a millones de paladares en el mundo. En ese lugar existe, también, una gran cantidad de nutrientes importantes para el cuidado de tu salud.

Sigue leyendo porque te vamos a contar sobre las algas comestibles y sus beneficios.

Lo primero que debes saber es que las algas son plantas ricas en minerales como calcio, hierro y yodo. Además, son consideradas una importante fuente de proteínas, carbohidratos y vitaminas (Zanin, 2016). Por eso, su consumo puede dar grandes aportaciones a un estilo de vida saludable.

6 tipos de algas comestibles que deberías probar

Estos alimentos de origen vegetal no solamente son una fuente importante de nutrientes. También saben muy bien y puedes incluirlos en tu alimentación diaria.

Aquí te presentamos 6 algas comestibles que deberías probar. Además, te decimos cuáles son sus propiedades y qué beneficios pueden aportar a tu salud.

Algas comestibles: qué son y cómo consumirlas

1. Algas wakame

El wakame es un alga marina consumida principalmente en la cocina asiática. Es rica fuente de vitamina B y minerales, como magnesio y yodo. Además, cuenta con propiedades antioxidantes que ayudan a disminuir el colesterol malo, lo que puede reducir el riesgo de enfermedades cardiacas.

Como es baja en calorías, su consumo en una dieta balanceada podría favorecer la pérdida de peso (Zanin, 2020). Puedes usarla para acompañar el arroz o ensaladas.

 

2. Algas nori

Estas algas comestibles son tradicionales de la gastronomía del lejano oriente. Cuentan con vitaminas A y B, importantes para el buen funcionamiento de la vista, así como vitamina B12, que ayuda al organismo a producir energía.

Este último también es uno de los beneficios de la leche de coco. Las algas nori tienen altos niveles de fibra, como los granos y cereales, que facilitan el tránsito intestinal (BBC Mundo, 2017).

Con ellas puedes preparar el famoso sushi. También puedes desmenuzarlas en pastas y sopas.

 

3. Más algas comestibles: kombu

Son ricas en minerales y agua, y cuentan con bajo contenido en calorías. Ayudan a fortalecer el sistema inmune y a estimular el correcto funcionamiento del sistema vascular.

Gracias a sus propiedades anticoagulantes, su consumo ayuda a prevenir enfermedades virales e infecciones (Gottau, 2017).

En la cocina son un gran potenciador de sabor, así que pueden ser un acompañante ideal para preparar los guisos que más te gustan.

 

4. Agar-agar

Otra de las algas comestibles es el agar-agar. Destaca por su rico contenido de yodo, nutriente vital para la correcta función tiroidea. Gracias a su aportación de fibra, también ayuda a prevenir el estreñimiento (Sánchez, 2020).

En la cocina, se usa para espesar alimentos sin añadirles sabor. Úsala para preparar salsas, pudines, helados y mermeladas.

 

5. Hiziki, las algas comestibles que debes probar

Estas algas comestibles también se distinguen por ser ricas en fibra y minerales. Además, contienen altas cantidades de calcio, lo que las convierte en un alimento recomendable para la prevención de la osteoporosis (Girón, 2018). Son ideales para acompañar estofados y salteados.

 

6. Espagueti de mar

Conocida científicamente como himanthalia elongata, este tipo de algas comestibles se caracteriza por un aspecto alargado que se asemeja a la pasta.

Como muchos productos de origen vegetal, también es rica en minerales, como hierro. Por eso, ayuda a mantener en niveles óptimos la producción de glóbulos rojos (Delgado, 2010). Puedes consumirla cocida o asada.

 

A disfrutar las algas comestibles

Ahora que ya conoces sobre algunas algas comestibles y sus beneficios para la salud, es momento de darles una oportunidad. Aprovecha su versatilidad y sabor para incluirlas como parte de tu alimentación y comienza a disfrutar de sus propiedades.

BIBLIOGRAFÍA.