nos inspira

Estar actualizados

La agricultura sostenible es una práctica que busca cultivar alimentos nutritivos para preservar tu salud, la de las personas y la de la Tierra a largo plazo (FAO, s.f.).

Se basa principalmente en satisfacer las necesidades de las generaciones actuales y futuras, asegurando una buena gestión de los recursos naturales, la rentabilidad y la salud ambiental (FAO, s.f.).

Sabemos que eres un consumidor consciente, por eso te contaremos cuáles son las características y beneficios de la agricultura sostenible, para que puedas apoyarla con acciones desde casa. ¡Continúa leyendo!

Agricultura sostenible: 4 acciones para apoyarla

¿Cuál es el objetivo de la agricultura sostenible?

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU, s.f.a.), el principal objetivo de la agricultura sostenible es aumentar la producción de alimentos de manera sustentable y mejorar la seguridad alimentaria.

Para esto, utiliza métodos óptimos de producción para hacer más y mejor con menos. Estos evitan la degradación medioambiental y aumentan la eficiencia de recursos. Además, ayudan a promover estilos de vida sostenibles para el cuidado del medio ambiente (ONU, s.f.a.).

Características de la agricultura sostenible

Las principales características de la agricultura sostenible se enfocan en (Pineda, s.f.):

  • Respetar los ciclos naturales de los cultivos.
  • Evitar la contaminación de los ecosistemas.
  • Favorecer la biodiversidad y el equilibrio ecológico.
  • Potenciar la fertilidad natural de los suelos sin productos químicos como fertilizantes y plaguicidas.
  • Aumentar la diversificación de la cosecha y la rentabilidad económica.
Agricultura sostenible: 4 acciones para apoyarla

Beneficios de comprar productos más sostenibles

La producción sostenible se diferencia de la agricultura tradicional porque utiliza tecnologías modernas con energías renovables para producir de forma orgánica, ecológica y natural. Gracias a esto, es posible minimizar la huella de carbono y los gases de efecto invernadero que la industria emite al planeta (UN, s.f.b).

Por eso, los productos elaborados desde la agricultura sostenible aportan muchos beneficios para el ambiente, los agricultores y los consumidores. Se trata de una práctica con responsabilidad ambiental que ayuda a conservar los recursos naturales y a prevenir la contaminación.

También, mejora la calidad de vida de los agricultores. Permite que ahorren dinero al usar fertilizantes naturales y aprovechar el agua de lluvia para alimentar los sistemas de riego.

Esto favorece la productividad para los agricultores con cultivos de alto rendimiento y de buena calidad. Además, como consumidor tienes acceso a alimentos más sanos y naturales, y una mayor disponibilidad que garantizan tu seguridad alimentaria (FAO, 2018).

Cuatro acciones para apoyar la agricultura sostenible

Apoyar la agricultura sostenible es posible al implementar estas cuatro sencillas acciones desde tu casa:

 

  1. Elige alimentos orgánicos y ecológicos que se hayan cultivado de forma respetuosa para el medio ambiente. Esto contribuye a darles visibilidad para que se conviertan en una alternativa real a los cultivados industrialmente (Oxfam Intermón, s.f.).
  2. Prefiere el comercio local. Al comprar productos locales beneficias a los agricultores y pequeños productores de la zona. De esta manera, apoyas una producción alimentaria más sostenible. ¡Mejor aún si haces un consumo responsable! Es decir, compra solo los alimentos que necesites (Fundación AQUAE, s.f.).
  3. Haz un huerto urbano en casa para apoyar la agricultura sostenible. Estos te proveen de productos ecológicos, cuidan el medioambiente y te ayudan a comer de forma más sana (Educo, 2019).
  4. Realiza actividades que te enseñen a ser más consciente ambientalmente, como sembrar árboles o hacer caminatas ecológicas. Estas te permiten entrar en contacto directo con la tierra para coexistir con ella sin necesidad de destruirla (Fundación Red de Árboles, 2020).
  5. Consume más productos de origen vegetal que incluya más frutas, verduras, legumbres, nueces y semillas. Este tipo de alimentación protege al planeta, pues tiene prácticas agrícolas más eficientes y amigable con el medio ambiente (ONU, 2019).

***

Con estas acciones puedes apoyar la agricultura sostenible y ayudar a la naturaleza de una forma responsable. La idea es que tomes consciencia sobre los alimentos que eliges para consumir. ¡Prefiere aquellos que generen menos impactos ambientales y cuiden tu salud!

BIBLIOGRAFÍA.