Amigables con tu cuerpo

y el planeta

¿Eres tan fan de los quesos como nosotros? Es probable que sí.

Sea cual sea tu estilo de vida, debes saber que hay una gran variedad de alternativas que te permiten seguir ofreciendo estos pequeños placeres a tu paladar.

No pienses en sacrificios: el queso vegano es una buena opción.

Si quieres transformar tu régimen alimenticio, ya sea por decisión personal de reducir los alimentos procesados o por una posible intolerancia a la lactosa, es importante que conozcas más a fondo los productos de origen vegetal.

¡Pero también es información valiosa para quienes simplemente quieren atreverse a probar cosas nuevas!

 

***

 

Antes de cualquier cosa, rompamos con los paradigmas tradicionales. Es un error afirmar que una dieta basada en plantas implica un desequilibrio nutricional.

 


Es más bien cuestión de un manejo adecuado. Además, en ningún momento vas a dejar de disfrutar el sabor de los alimentos.

Las preparaciones son versátiles y puedes darle un toque a tu gusto.


Queso vegano: 5 alternativas para probar

El queso vegano: una gran alternativa

El queso vegano es un queso elaborado sin productos lácteos. Eso da lugar a un espectro bastante amplio.

Así como hay una gran cantidad de quesos de origen animal, poco a poco ha ido en incremento la diversidad de quesos veganos.

Las fuentes proteicas son variadas: soya, semillas, aceites vegetales, frutos secos, etc. (Van Den Berg, 2017).

Independientemente de su procedencia, el queso vegano también puede ofrecerse en distintas presentaciones.

Es utilizado en preparaciones de todo tipo: postres, pastas, ensaladas, entre otros. Conoce aquí algunos tipos, sus características, su origen y sus propiedades nutricionales.

 

——

Queso vegano: 5 tipos

 

1. Tofu

Probablemente, el tipo de queso vegano más popular. El tofu es conocido, de hecho, como el queso predilecto de los veganos. Se trata de una proteína de origen vegetal a base de semillas de soja.

Históricamente, ha sido parte importante de la dieta de las culturas orientales (Luna Jiménez, 2006).

Su textura firme hace que se asemeje a un bloque de queso tradicional en bloque.

Es una fuente importante de aminoácidos esenciales, calcio y vitamina E. Además, ayuda a reducir los niveles de colesterol malo en la sangre (Mayo Clinic, 2019).

 

2. Semillas de girasol

También llamadas pipas de girasol. Se pueden consumir como snacks. Tras hidratarlas y procesarlas, resulta un sustituto de los quesos cremosos.

Se suele untar en panes o galletas. Se trata de semillas ricas en antioxidantes, por esta razón pueden prevenir el daño celular (Medline Plus, 2019).

 

3. Marañones

Los anarcados son un fruto seco originario de la región de Brasil. En algunos países del sur del continente americano se conocen como marañones.

Ofrecen un gran aporte de ácido fólico y de hierro, que contribuye a la regeneración de cabello, uñas y piel (BBC Mundo, 2015).

El queso vegano derivado se asemeja a las mantequillas y cremas para untar.

 

4. Almendras

Este fruto seco proviene de Asia Central. Su consumo es recomendable para compensar gastos energéticos significativos. La porción diaria recomendada de almendras oscila entre 20 y 25 gramos.

El queso de almendras es rico en hierro y en calcio.

 

5. Semillas de ajonjolí

El ajonjolí es una planta también de origen asiático y su semilla es muy utilizada en el ámbito gastronómico. Esto debido a la velocidad de su ciclo de crecimiento.

Son conocidas por su alto contenido de aceite (Diaz y Córdova, 2018).

La preparación de queso vegano a base de semillas de ajonjolí puede hacerse con una consistencia cremosa o firme. Puedes utilizarlo en sándwiches, tostadas, pasteles, etc.

 

***

 

Ahora que conoces estas 5 alternativas de queso vegano, anímate a hacerlas parte de tu dieta.

Recuerda que los productos para reemplazar los derivados lácteos no se limitan a bebidas como las avenas o la leches. El queso vegano llegó para quedarse.

BIBLIOGRAFÍA.

BBC Mundo (4 de julio de 2015). ¿Qué vitaminas sirven en qué casos? BBC Mundo. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/07/150703_salud_para_que_sirven_vitaminas_kv

Diaz, E. y Córdova, C. (2018). Desarrollo de un producto tipo queso vegetal elaborado a base de semillas de ajonjolí. (Tesis de pregrado). Universidad de Guayaquil, Ecuador. Recuperado de: http://repositorio.ug.edu.ec/bitstream/redug/35855/1/TESIS%20Gs.%20292%20-%20Desarrollo%20queso%20vegetal%20semillas%20ajonjoli.pdf

El País (26 de septiembre de 2020). Alimentos que podés incorporar a tu dieta para tener más calcio. El País. Recuperado de: https://www.elpais.com.uy/eme/salud/alimentos-podes-incorporar-dieta-calcio.html#:~:text=Almendras%3A%20son%20el%20fruto%20seco,3

Luna Jiménez, A. de (2006). Valor Nutritivo de la Proteína de Soya. Investigación y Ciencia, 14(36), 29-34. Recuperado de: https://www.redalyc.org/pdf/674/67403606.pdf

Mayo Clinic (24 de junio de 2019). Los suplementos para reducir el colesterol pueden ser útiles. Rochester: Mayo Clinic. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/high-blood-cholesterol/in-depth/cholesterol-lowering-supplements/art-20050980

MedlinePlus (8 de noviembre de 2019). Antioxidantes. Rockville Pike: Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/antioxidants.html

Van Den Berg, E. (8 de septiembre de 2017). Semillas: cuáles merece la pena incorporar en la dieta y cómo hacerlo. El País. Recuperado de: https://elpais.com/elpais/2017/09/05/fotorrelato/1504605511_480383.html#foto_gal_6