Amigables con tu cuerpo

y el planeta

Las proteínas vegetales son consideradas como una de las fuentes más saludables para la alimentación en el día a día.


Millones de personas en el mundo han encontrado en esta creciente tendencia alimentaria una alternativa verdaderamente beneficiosa para su desarrollo y bienestar físicos.[1]

Si eres de aquellos que buscan mejorar su calidad de vida, te invitamos a que nos acompañes a conocer cinco fuentes de proteínas vegetales que son altamente nutritivas.

Al ponerte en “modo verde” con los siguientes alimentos de origen vegetal, podrás empezar a transitar fácilmente hacia una vida más saludable.

Proteínas vegetales: fuentes de sabor y nutrición para tu vida

Versátiles, asequibles y fáciles de conseguir. Estas proteínas vegetales no solo te brindarán los nutrientes que necesitas a diario.[2]

También le darán un toque especial de sabor, color y textura a tus comidas.

Puedes prepararlas como plato principal, acompañantes o simples snacks. Como los prefieras, estos frutos de la naturaleza te dejarán con muy buen sabor de boca.

 


1. Almendras: llenas de sabor y beneficios

Las almendras son ricas en grasas saludables, fibra, hierro, fósforo, calcio y magnesio.[3] Este último, ideal para el buen funcionamiento de tus músculos.

Este fruto seco es una excelente fuente de proteína vegetal que puedes fácilmente incorporar en tu dieta. Pruébalas como saludables pasabocas o como acompañante.

Puede servirte además como ingrediente para platos y preparaciones en tu día a día.

 


2. Proteínas vegetales: quinua, el “grano dorado”

Este “grano dorado” es y ha sido una de las bases alimenticias de los pueblos andinos. Y cómo no serlo.

Este alimento es una rica fuente de vitaminas, minerales, aminoácidos, fibra (para tu adecuada digestión) y proteína.[4]

La quinua queda realmente apetitosa en ricas sopas, ensaladas, pasteles e incluso hasta en hamburguesas.

 


3. Espinaca: una de las proteínas vegetales más valoradas

La espinaca es altamente apreciada por aquellas personas que buscan una alimentación saludable. Es además una importantísima fuente de proteína.

Te proporcionará una amplia gama de beneficios para tu sana nutrición. Contiene minerales, vitaminas, caroteno (importante para prevenir la diabetes)  y antioxidantes.[5]

 


4. Chía: fuerza y vitalidad en pequeñas semillas

Nuevamente nos encontramos con un alimento cuyos orígenes históricos se remontan a antiguas civilizaciones. Los Mayas la bautizaron bajo ese nombre para, en una palabra, resumir su esencia: fuerza.

La chía, de tamaño similar a las semillas de ajonjolí (con las que se prepara el delicioso tahini), es de aquellas proteínas vegetales que te proporciona fuerza.

También es considerada una fuente de longevidad y vitalidad por sus antioxidantes. Además, contiene altas cantidades de calcio (más que la leche) y es una fuente de fibra importante.

Por si fuera poco, posee altas cantidades de Omega 3, un ácido graso esencial para la salud de tu cuerpo.[6] En ensaladas, sorbetes o incluso en tu café, estas pequeñas semillas te van a llenar de vitalidad.

 


5. Proteína vegetal: lentejas, un plato rápido y de gran sabor

Comer lentejas es como almorzar en casa. Probablemente estén más ligadas a bellos recuerdos de sabores hogareños y de momentos en familia.

Las lentejas poseen variadas propiedades nutritivas (hierro, manganeso, potasio, cobre, fósforo, zinc, calcio).[7] Estas pequeñas semillas son quizás una de las proteínas vegetales más importantes en la dieta de muchos.

Te ayudarán con la buena salud de tus ojos, tonificarán tus músculos y controlarás tu presión arterial.

 

****

Ya lo sabes, con estas cinco fuentes de proteínas vegetales deliciosas y nutritivas podrás darle más sabor a tu bienestar… y más bienestar a tu estilo de vida.

REFERENCIAS.

[1] (Mayo Clinic, 2019).

[2] (Organización Mundial de la Salud, 2018).

[3] (Infobae, 2017).

[4] (FAO, 2011).

[5] (Ministerio de Salud de Colombia, 2020).

[6] (Clarín, 2016).

[7] (Mayo Clinic, 2017).

 

******

 

BIBLIOGRAFÍA.

– Diario Clarín (14 de julio de 2016). La chía, el “súperalimento” que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares. Clarín. Recuperado de www.clarin.com

– FAO (Julio de 2011). La quinua: cultivo milenario para contribuir a la seguridad alimentaria mundial. Roma: FAO. Recuperado de http://www.fao.org/3/aq287s/aq287s.pdf

– Infobae (18 de agosto de 2017). Almendras superpoderosas: sus 4 principales beneficios para la salud. Argentina: Infobae. Recuperado de https://www.infobae.com/tendencias/nutriglam/2017/08/18/almendras-superpoderosas-sus-4-principales-beneficios-para-la-salud/

– Mayo Clinic (14 de diciembre de 2019). Dieta vegetariana: cómo obtener la mejor nutrición. Rochester: Mayo Clinic. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/es-es/vegetarian-diet/art-20046446/in-depth/art-20046446

– Mayo Clinic (7 de julio de 2017). Sé que las lentejas supuestamente hacen bien. ¿Pero cómo las preparo? Rochester: Mayo Clinic. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/es-es/lentils/expert-answers/faq-20058072

– Mayo Clinic (14 de diciembre de 2019). Dieta vegetariana: cómo obtener la mejor nutrición. Rochester: Mayo Clinic. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/vegetarian-diet/art-20046446/in-depth/art-20046446

– Ministerio de Salud de Colombia (30 de abril de 2020). Podemos reforzar nuestro sistema inmunológico con antioxidantes naturales. Bogotá: Minsalud. Recuperado de www.minsalud.gov.co

– Organización Mundial de la Salud (31 de agosto de 2018). Alimentación Sana. Ginebra: OMS. Recuperado de https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/healthy-diet