Slide ESTAR
ACTUALIZADOS

NOS
INSPIRA

Es posible que te preguntes cómo cuidar el planeta y hayas indagado en temas, como entender cómo ahorrar agua. Pues, para conseguir además un desarrollo sustentable, es importante conocer cómo funcionan los desechos que generamos. En este mismo sentido, puede ser interesante comprender qué es la basura orgánica y en qué se diferencia de la inorgánica.

A continuación, vas a descubrir los detalles sobre esta clase de desechos, incluyendo sus usos principales.

Basura orgánica conoce qué es con Jappi®

¿Qué es la basura orgánica y cómo clasificarla?

Probablemente, te preguntas qué es la basura orgánica. Para responder, es clave entender el concepto de “basura”. Esto se refiere a cualquier residuo, que no es otra cosa que un conjunto de materiales que provienen de productos que generan desperdicios o se pretenden desechar.

En este sentido, no toda la basura es idéntica, la podemos clasificar en orgánica e inorgánica. Cuando hacemos referencia a la primera, debemos considerar aquellos residuos que provienen de origen biológico. O sea, surgen de los seres vivos o son resultantes del procesamiento de productos alimenticios.

Suelen ser los más desagradables a nuestros sentidos. No obstante, por su composición, son menos problemáticos que los inorgánicos, ya que se pueden descomponer fácilmente. ¿Te preguntas qué hace parte de esta clase de basura? Pues, estos son ejemplos de algunos objetos con los que interactúas a diario:

  • Restos alimenticios. Tales como el aceite, los huesos, los alimentos en mal estado, las cáscaras de huevo, frutas o vegetales, entre otros.
  • El papel y el cartón.
  • Restos de jardinería, como hojas o ramas.
  • Algodón y ropa elaborada a partir de este.
  • Desechos corporales, como las uñas, el pelo o los excrementos (GreenPeace, 2020).

Diferencia con la basura inorgánica

En contraposición, es fundamental que entiendas qué es la basura inorgánica. Esta consiste en todos los desechos cuyo origen no es biológico. Suelen ser muy perjudiciales para el planeta, puesto que son más complicados de degradar y permanecen de forma inalterada durante más tiempo, afectando a la sostenibilidad.

Si bien en muchos casos esta basura puede ser reutilizada o reciclada, parte de estos desechos no se pueden reciclar. Por esta razón, una forma efectiva de que no perjudiquen al planeta ni aumente la huella ecológica consiste en tirarla en contenedores adecuados. Algunos ejemplos pueden ser:

  • Objetos de vidrio, como botellas o cristales.
  • Envases de plástico.
  • Baterías.
  • Basura sanitaria u hospitalaria.
  • Electrodomésticos.
  • Muebles.
  • Pilas.
  • Telas.

Cabe indicar que estos desechos suelen provenir de las industrias o fábricas. No obstante, también es muy común que en los hogares se consuman tales productos. Por esta razón, es crucial actuar con una perspectiva sostenible y disminuir esta cantidad de residuos (GreenPeace, 2020).

Basura inorgánica

¿Por qué clasificar la basura orgánica?

Dicho esto, ¿quieres conocer los beneficios de clasificar la materia orgánica? Te contamos algunas ventajas.

Disminuir el uso de la materia prima

Uno de los beneficios de la clasificación de basura orgánica es que se puede reducir el consumo de los recursos naturales a la hora de elaborar nuevos productos. Por ejemplo, cuando te encuentras clasificando el papel, tomarás mayor consciencia sobre la deforestación y el consumo innecesario de este producto.

Te puede interesar: ¿Cómo aplicar el uso sostenible de los recursos naturales en mi empresa?

Ahorrar energía

Cuando se fabrica determinado producto, se tiene que pasar por un proceso largo y costoso, que puede consumir mucha energía. Pues bien, al clasificar la basura, se puede disminuir el consumo, ya que parte del trabajo implica clasificar los desechos. 

Bajar el riesgo de la proliferación de enfermedades y de la muerte de animales

Cuando los desechos llegan a los vertederos, pueden generar enfermedades para las personas que viven cerca de estos. Al clasificar la basura, se puede disminuir estos incidentes. Igualmente sucede con otros seres vivos: si la basura acaba en lugares inapropiados, como el océano, se afectan los ecosistemas, al matar a los animales e, incluso, extinguir algunas especies.

Separación de residuos con Jappi®

Usos más importantes de la basura orgánica

Ahora bien, ¿cómo se puede aprovechar la basura orgánica? A continuación, te contaremos algunas ideas muy útiles.

Usos gastronómicos y hogareños

Sí, puede sonar extraño, pero en realidad no todos los desechos son necesariamente basura orgánica. Por el contrario, algunos productos pueden aprovecharse con fines gastronómicos. Un ejemplo muy claro ocurre con las cáscaras del limón, que pueden servir para un sinfín de recetas. 

Incluso, también es posible aprovechar otros productos para mejorar la calidad de vida en tu hogar. Si te han quedado restos de café molido, no los tires: puedes usarlos como desodorizantes en el refrigerador, para que quite los malos olores. 

De tu interés: Conoce cómo hacer Pie de Limón y Coco con Jappi®.


Crear abono con la basura orgánica 

Gracias al compostaje, es posible transformar los residuos en abono. ¿Qué implica esto? En términos simples, consiste en generar un proceso de degradación biológico de oxidación para conseguir una materia rica en nutrientes. Esta materia puede ser útil para el medio ambiente. Por ejemplo, puede ser muy beneficiosa para fomentar el crecimiento de nuevas plantas (VOLTA, 2020). 

Agua en calidad de riego

Es posible reutilizar el agua para el riego agrícola. Por ejemplo, en vez de tirar el agua de las ollas, puedes usarlo para regar las plantas. Del mismo modo, puedes colocar un recipiente bajo las macetas, para que cuando las riegues puedas reusar esa agua para otras plantas (Valdivieso, 2022). 

Energía

Por último, también hay que destacar que es posible generar una recuperación energética de los residuos. ¿Cómo hacerlo? Pues a través de un biodigestor, que es un reactor hermético que descompone la materia y luego se puede usar como energía. Así, se disminuye el uso de otras energías no-renovables, que afectan la Tierra (Potschka, 2020).

En suma, ya conoces la diferencia entre la basura orgánica y la inorgánica. En este sentido, clasificarla correctamente y reciclar puede ser muy beneficioso para el ecosistema. ¡Esperamos que este artículo te haya servido para reflexionar e informarte sobre el manejo de desechos!.

BIBLIOGRAFÍA.